LOS POEMAS

El tifón en la tormenta

31hzci7awll-_sx322_bo1204203200_

Lo que dicen los lectores:

“El libro me parece una joya de refinamiento y sabiduría poética destilada con una increíble austeridad y economía de medios. El estilo, la brevedad y la alternancia de versos y prosa lo hacen único”

“Parece el último libro de poesía que se escribe en una civilización antes de desaparecer…” “Los poemas con versos breves me parecen muy musicales y casi me recuerdan la sencillez de Lorca”

“Me parece un libro extraordinario, inclasificable e incomparable, y personalmente me gusta la aparente inconexión de temas y formas, que me recuerda al Fausto de Goethe, sobre todo al segundo libro”

“Pasajes como el de Lobos relucen por su sensualidad y erotismo […] mucho más, puestos de forma inesperada al ser rodeados de tanta desolación”

“Son poemas […] muy crípticos, abiertos para el lector, pero que evocan imágenes muy vívídas”

“Los poemas son una mezcla de ingenuidad, hipersensibilidad, desazón, provocación…”

“Los poemas me emocionan y me impactan […] No podría elegir ninguno […] La descripción de la eternidad y del tiempo sobrecoge, pero también [el poema] Eso fui… Las incontables imágenes, llenas de fuerza, el simbolismo. Lobos.”

“Los [poemas] que más me han gustado son precisamente los breves, ya que es muy difícil condensar esas buenas ideas y hacerlo apostando por la contención. El poema de la botella y la lejía y, sobre todo, Eso fui (el que más me ha gustado) que saca buen partido de esa expresividad y con el juego de la repetición”.

“Los poemas del principio, los que hacen alusión a cementerios, niños y hospitales, me han recordado al Pimentel de Barco sin luces”, que para mí es una de las grandes referencias poéticas”.

“Se nota que son textos madurados y escritos y reescritos, no son fruto de una inspiración y ahí quedan”.

“Enhorabuena por el libro. Es maravilloso” “Es un libro muy valiente. Y como escritor Javier Vizoso me parece muy honesto”.

“Conozco y recomiendo calurosamente los libros de relatos musicales y ficciones de Javier Vizoso: “Instrucciones para tropezarse a Vivaldi” y “La señora Higgins y otros relatos”. Descubrir ahora este poemario ha sido una gratísima sorpresa. Entre muchas razones porque nos abre las puertas al mundo interior de su autor, un mundo muy cercano y humano, ¡necesariamente humano!, tanto en sus momentos más efervescentes e hilarantes como cuando desciende a las cloacas de su/nuestra existencia. Es algo que en las obras citadas el lector intuye desde un primer momento. Se hable de Wagner o de la Sra.Higgins, los personajes no son sólo un fin sino al mismo tiempo un medio para que Vizoso reflexione sobre ese tifón que es nuestra/su existencia.

No niego que me acerqué al libro con temor. Aunque a priori la poesía parece un género ideal para un escritor como Vizoso, no hay muchos ejemplos de narradores igualmente dotados para el verso… por muy libre que este sea.

La gratísima sorpresa es que Vizoso muetsra -casi sin quererlo- que también es un poeta nato. En estos poemas escritos, según nos dice para él, están magnificadas esas cualidades que ya conocíamos: calidad literaria, inspiración, imaginación, lucidez, sinceridad, etc. y sobre todo, la capacidad de conmover y sobrecoger al lector.

He leído en alguna entrevista que serán los últimos poemas de su vida. Afortunadamente, estoy convencido de que se equivoca y que ese mundo poético que fluye por sus circunvoluciones nos volverá a emocionar tanto como ya lo ha hecho este tifón en la tormenta”.

“Una gran sorpresa. Algún verso es digno de convertirse en tatuaje. Poemas como “Lobos” o “Alma recién cortada” me ponen los pelos de punta.
La disposición de los versos en el papel es diferente y curiosa; me encantó. Te dan ganas de investigar más acerca del autor. Recomendable para cualquiera, seas o no aficionado a la poesía”.