Esta realidad tan loca

En ocasiones pienso en lo extraño que es el mundo. Es en esos momentos en los que, rodeado de noticias de bebés robados, políticos y gobiernos corruptos que perciben sobresueldos en dinero negro como vulgares miembros de la mismísima Cosa Nostra mientras seres desesperados y desahuciados saltan por la que un día fuera la ventana de su casa, acabo por pensar que cosas de otro mundo como el Cuarteto para el fin de los tiempos, de Olivier Messiaen, el Op. 40 de Dmitri Shostakóvich o el Verklärte Nacht de Schoebenberg s0n un capricho, una excepción de la naturaleza. Prácticamente una extravagancia.

3 pensamientos en “Esta realidad tan loca

  1. Lo cierto es que no me ocurre cuando escucho música sinfónica. Pero cada vez que pongo esas cosas tan íntimas, tan menudas y cercanas como son las músicas de cámara de Schubert, Brahms, Messiaen, Shostakóvich o Schoenberg me pregunto en qué demonios estarían pensando cuando las escribieron…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s