Aquellas mentiras de nuestros padres

 

Nuestros padres nos mintieron. Y mucho. En realidad se pasaron toda nuestra infancia haciéndolo. Tardé mucho en comprenderlo: primero de una manera vaga y, tras el primer hostiazo (no, no busquen la palabra en el DRAE porque todavía no se encuentra, pero todo se andará) de una manera profunda y contundente. Hasta ahora nunca había sistematizado este conocimiento puramente empírico, pero anoche tardé en dormir y entre ovejita y ovejita pude identificar algunas de las principales.
1. El pan. El pan es bueno. Cómele pan. No comes nada de pan. Tienes el pan sin probarlo. Es que no comes pan…
2. La universidad (no precisa mayor comentario).
3. El sol. Sal a tomar el sol. Pareces un vampir
o, siempre en tu cuarto. Ven a tomar el sol. Tiene que darte el sol en la cara. Estás muy blanco. El sol es bueno para la piel.
4. La carne. La carne es buena. Hay que comer carne todos los días. Si no comes carne no vas a crecer y hacerte fuerte.
5. Yo no tenía juguetes. Ahora lo tenéis todo. En mi época no teníamos juguetes. Yo jugaba con una caja de zapatos que hacía de coche (luego me enteré que hace tantos años los zapatos no venían en cajas: se revolvía un enorme cajón en las ferias hasta encontrar el modelo y el número adecuado.  Esto todavía sucede en muchos pueblos y mercadillos; pero lo de la caja de zapatos es universal. No creo que haya muchos padres de más de sesenta años que no contasen a sus hijos lo mucho que se divertían con aquella caja. Lo que no sabemos es si la caja era siempre la misma para todos o cada uno tenía la suya… tal vez el régimen entregaba una caja de zapatos por unidad familiar…).
5. Los curas. De los curas puedes fiarte. Confían en tu confesor. En mi época hacíamos ejercicios espirituales y aquello nos venía muy bien (¿?). Un cura es como un amigo íntimo (y tan íntimo…).
6. La vivienda. Tienes que tener tu propia casa. No hay nada como gastar tu dinero en una hipoteca. Tienes que ser propietario. Un propietario tiene algo. Eso jamás te lo quitarán. Las propiedades siempre se revalorizan: son una inversión.
7. El funcionariado. Deberías estudiar para sacar una oposición. El hijo de fulanita está preparándose para las oposiciones de hacienda y eso es siempre un trabajo seguro, una tranquilidad y está bien pagado y es para siempre…

Y no voy a seguir: allí donde pongo el dedo encuentro una llaga.

2 pensamientos en “Aquellas mentiras de nuestros padres

  1. Aunque soy bastante mayor que tu, o quizá por eso, coincidimos en mucho y puedo añadir más. Yo soy licenciado en derecho e incluso colegiado como abogado porque le dió la gana a mi padre. Su primera idea al terminar el bachillerato era que opositara, despues de hacer derecho, a Notario o Registrador. Cuando le dije que me interesaba la entonces facultad de Filosofía y Letras me contestó que eso es “para mujeres y curas rebotados” y si hablaba del periodismo “eran unos muertos de hambre. Ni siquiera existe como carrera”.
    Pero servía para trabajar en su Café durante las vacaciones. Era mozo de barra y bien que se lo agradecí pues del otro lado se situaban Celso Emilio Ferreiro, Alvaro Cunqueiro, Laxeiro, Lugris y otros que fueron mis auténticos albaceas intelectuales. Precisamente sobre ese bar escribí mi último libro “Algo maís que un café, o Derby de Vigo”.
    Pero si me remonto a mas atrás comence a aprender a leer, escribir y las cuatro reglas de aritmética en un colegio de monjas, donde admitían niños hasta los 10 años y luego, Maristas que te crió.
    Sobre las comidas, eso mismo que tu. Come pan, no bebas vino (esto cuando ya había cumplido los 17), no dejes nada en el plato que otros no tendrán ni que comer (era la postguerra, algo parecido a la España actual) y por supuesto despues de las clases, el Saludo a Francio, Arriba España.
    En fin, Javier, Que mas te puedo contar…..Lo dejo para otro día

    • Tu lo que tendrías que hacer es escribir una novela, porque con la carretera y la calle que tienes… En serio, te agradezco mucho que compartas tus vivencias en el blog y que sigas publicando en feisbuc tus fotos con historia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s