escritores que cabalgan a lomos de su ego

Es cierto. En este universo de redes sociales, de tuíteres y feisbucs en el que exhibimos nuestra más profunda y desnuda soledad a la vista de todos y con una desverguenza impropia de semejante onanismo no podía faltar una en la que los escritores puedan intercambiar sus neuras y hacer como que se leen unos a otros con la improbable esperanza de que algún despistado acabe comprando ese libro del que jamás obtendrás unos beneficios directamente proporcionales al esfuerzo realizado en su escritura.
Confieso que me he unido a la tal red social de escritores, lo que me ha permitido descubrir varias cosas:
Primero: que después de leer el primer blog del vecino más inmediato decidí no adentrarme en más literatura que no esté firmada por alguien del tipo Borges, Cortázar, Márquez, Franzen, Wallace, DeLillo, etc. aun a riesgo de perderme el próximo descubrimiento literario de comienzos del tercer milenio.
Segundo: que seguir los egos de tipos como tú mismo es tremendamente cansino y falto de objetivo, pues nadie parece dispuesto a comprar mi libro como yo no lo estoy de comprar los de los demás.
Tercero: que Groucho Marx tenía razón cuando dijo aquello de que jamás pertenecería a un club en el que aceptasen como miembro a un tipo como yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s